El Código de Trabajo vigente, ordena en su artículo 88, que el cálculo del salario para efectos de pago dentro de un contrato de trabajo, se puede pactar a través de la modalidad de salario “por unidad de tiempo”. Dentro de esta misma modalidad, el salario se podría fijar por hora o por mes. Aunque pareciera innecesaria la comparación, es importante aclarar que la legislación laboral prefiere los contratos cuyos salarios se fijen por mes, antes que los fijados por hora. La lógica de esta preferencia se encuentra en el mandato legal de tener que perseguir lo que “más favorezca a los trabajadores”, y en ese sentido un salario fijado por mes, solo por ser más extenso que el salario fijado por hora, es en teoría más favorable para el trabajador.

El contrato de trabajo cuyo salario se fije por hora es válido según la ley guatemalteca, pero tomando en cuenta lo anterior, se considera fundamental poner atención en dos supuestos, que podrían poner en duda su legalidad, además de exponer al empleador a posibles faltas por incumplimientos laborales.
a) Trabajador a tiempo completo comparable: previo a tomar la decisión de contratar al trabajador bajo la modalidad del salario por hora, es necesario comprobar que no haya otro trabajador contratado por el mismo empleador, que efectúe o ejerza un tipo de actividad idéntica o similar a la persona que se vaya a contratar, que haya sido contratado a través de la modalidad del salario fijado por mes. En este caso, atendiendo al principio de igualdad, la contratación se deberá hacer bajo la figura del salario fijado por mes;
b) Salario mínimo: aunque el supuesto anterior no se esté dando en un lugar de trabajo, el empleador deberá abstenerse de contratar a un trabajador bajo la modalidad del salario fijado por hora, cuando este salario no alcance los montos mínimos fijados por mes, según el Acuerdo Gubernativo que fija los montos del Salario Mínimo.

Consideraciones al Salario por Hora

Si bien es cierto el Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo ya cumplió el proceso legal para su entrada en vigencia, hace falta que las autoridades de trabajo y de seguridad social reglamenten su contenido, para que contratos de trabajo celebrados bajo su materia, puedan ser aceptados por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social y por ende, agregados a la Planilla del Seguro Social y convertirse en gastos deducibles del Impuesto Sobre la Renta. Al día de hoy dicho convenio todavía no tiene aplicación práctica.

Los dos supuestos anteriores, podrían ser superados con la vigencia el Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo “Convenio sobre el trabajo a tiempo parcial”, ratificado por el Estado de Guatemala el 17 de febrero de 2017, pues el mismo regula el tema con mayor amplitud, dando la opción legal de poder contratar por hora sin tomar en cuenta los aspectos ya señalados.


Si bien es cierto el Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo ya cumplió el proceso legal para su entrada en vigencia, hace falta que las autoridades de trabajo y de seguridad social reglamenten su contenido, para que contratos de trabajo celebrados bajo su materia, puedan ser aceptados por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social y por ende, agregados a la Planilla del Seguro Social y convertirse en gastos deducibles del Impuesto Sobre la Renta. Al día de hoy dicho convenio todavía no tiene aplicación práctica.

Por Oscar Augusto Rivas Villanueva

Published

mayo 23, 2018